Arrestan a una mujer grabada azotando contra la pared a su perro. Se hizo justicia, no sufrirá más

El pobre animal terminó con un ojo lesionado y ahora será enviado a control de animales, donde buscará una nueva familia. La mujer se mostró arrepentida: «Sé que perdí la paciencia con mi perro, lo siento». Cuando salga de prisión, deberá pagar una multa de 1.300 dólares.

La crueldad del ser humano a veces parece no tener límites. A pesar de las leyes, la prisión y las multas, muchos siguen haciendo y deshaciendo a su antojo. Afortunadamente el mundo está avanzando en derechos e igualdad para todos, donde obviamente también están incluidos los animales. Ellos también merecen justicia.

Y este caso es un ejemplo de aquello. La policía de Georgia (Estados Unidos) arrestó a una mujer que fue grabada maltratando sin piedad a su perrito. Pensó que nadie la miraba, que le saldría gratis, pero no. Los oficiales llegaron hasta su puerta y la tomaron detenida. El pobre animal quedó con un ojo lesionado, bajo la custodia de control animal, donde ya está buscando un nuevo hogar. 

Atención, el video puede resultar difícil de ver. Se recomienda discreción:

El triste hecho ocurrió en el condado de Gwinnett (Georgia, Estados Unidos), en un apartamento residencial, donde un vecino indignado sacó su cámara y grabó las crueles escenas.

En el registro puede verse a la mujer golpeando al pequeño con una sandalia, para posteriormente tomarlo por la cabeza y azotar su cuerpo contra la pared. Es perturbador y entristecedor. 

La mujer se mostró arrepentida. Y entendemos que el estrés por la pandemia, el encierro y muchos otros factores pueden afectarnos, pero la violencia nunca está justificada.

«Sé que perdí la paciencia con mi perro, lo siento».

El animal terminó con un ojo lesionado y otras contusiones menores, por fortuna no fue nada tan grave. Ella acabó en prisión y con una multa de 1.300 dólares.

El oficial de policía que llevó el caso y conversó con la prensa, se mostró impactado.

«En realidad, lo que es más perturbador, levantó al perro y se la podía ver físicamente sosteniendo al perro y luego golpeándolo contra la pared.

Hacerle esto a algo que está indefenso y que ya es una raza pequeña, por lo que no puede defenderse. Como dije, es espantoso, perturbador, sea cual sea el tipo de adjetivo que quieras usar «.

Comentó Ted Sadowski, portavoz de la policía de Duluth.

Afortunadamente la mujer no quedó impune y se hizo justicia por el pequeño perro.

Fue acusada de delito menor de crueldad animal, sin embargo, si el pequeño tiene alguna lesión considerable, puede pasar a ser un delito grave. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *